lunes, 5 de febrero de 2018

COMBINAR ROPA DE FIESTA PARA DIARIO

¡Buenos días amores!

Sí, es cierto. Todas tenemos en el armario prendas llenas de polvo que hemos usado para Nochevieja, fiestas y otros eventos que ahí se quedan y no volvemos a usar porque no sabemos cómo combinarlas. ¡Pues se acabó! Eso va a cambiar después de leer y ver las imágenes de este post ;)

¿Qué os parece? ¿Empezamos?

¡Ah no! Antes de empezar os tengo que dejar el link del programa de radio en el que hablo de este mismo tema. Este es el link del programa de radio y, en esta ocasión es en el segundo play y en el minuto 20:34 Recordad que en este otro link os expliqué que el programa lo grabo en valenciano, lo siento por aquella gente que lo entienda, por eso lo transcribo en castellano en el blog.

1. La primera prenda de fiesta que se me ocurre es un vestido de encaje, así que si para Nochevieja usasteis alguno de este estilo, tomad nota. Para salir un viernes o un sábado a tomar alguna cosa con los amigos, lo que podemos hacer para desmarcarnos de la línea delicada de este tejido es unir este vestido con botines moteros de tacón y suela ancha, unas medias de rejilla y un abrigo de cuadros "príncipe de Gales", de estilo masculino.

Un buen ejemplo de cómo se puede combinar es el de ELSA HOSK. En estas imágenes aparece ideal en la Milan Fashion Week de 2017 con un bolso de Louis Vuitton.

2. La segunda opción sería buena idea para ir al cine o para alguna fiesta de cumpleaños un sábado por la noche. Mi pregunta es: ¿Quién no ha caído en la tentación de comprarse un vestido de lentejuelas alguna vez en su vida? Como estoy segura de que más de una lo ha hecho, la clave para llevarlo sin que sea tan llamativo es conjuntarlo con un jersey, ya sea por debajo del vestido (esta opción es más moderna, parecida a un peto) o llevar el jersey por encima y convertir el vestido en una falda.

En las fotografías de abajo podéis ver a Patricia Manfield con un vestido de lentejuelas azules, jersey, gafas de sol cat eye de montura negra y zapatos planos de pulsera.


3. Por otro lado, somos conscientes que los tonos metalizados también han sido, son y serán los protagonistas de muchas fiestas o eventos. ¿Pero cómo podemos usar nuestro pantalón para ir por el asfalto o para ir de compras? Pues tal y como hace Candela Novembre, que lo lleva con un jersey blanco oversize o más grande de la talla que solemos usar, un abrigo de un color similar al jersey y una bailarinas rockeras negras con tachuelas de color.

4. Si tenemos una reunión de trabajo y no queremos ponernos unos vaqueros, una opción que no está nada mal es utilizar una falda plisada. Esta falda puede ser de tela sin brillos, de tela metalizada o con transparencias, de tela más fluida. 

Por un lado, podemos conjuntar la falda con un jersey del mismo color y un trench o gabardina de piel o, al menos, con las mangas de piel. Si la falda y el jersey son negros, sería conveniente que el abrigo no fuera negro, cambiaríamos el color para darle más alegría. Por último, en los pies llevaríamos unos botines-calcetín.

Por otro lado, es un buena opción llevar nuestra falda metalizada con un jersey de rayas marineras y una chaqueta militar, para hacer que el look sea más informal y, la guinda del pastel sería unas zapatillas blancas.

5. Si en las rebajas de enero habéis picado y habéis comprado una blusa semitransparente y no sabéis con qué llevarla, tenéis que compraros (además) un bralette liso o con encaje que se parezca a un top. Lo llevaremos con unos pantalones de pinzas del mismo color que la blusa (seguramente sean negros o burdeos), mocasines con cordones de estilo masculino y un abrigo o chaqueta de pelo, la longitud ya depende de nuestros gustos particulares. Esta opción es muy buena para ir al cine, con un/a amigo/a a tomar algo... y un ejemplo de ello es Caroline de Maigret

6. Esta opción sería para ir de concierto y es que me he basado un poco en mí misma para pensarlo. ¡Y es que el sábado 3 me fui a MADRID a ver a METALLICA! ¡YUJUUU! Debido a que fui a un concierto de heavy metal, un vestido negro de cuero con falda de vuelo (mejor que pegada al cuerpo porque a penas te puedes mover) y unos botines llamativos de color rojo o de terciopelo azul con estrellas serían la opción ideal.
En la imagen vemos a Alexandra Lapp con un vestido negro de cuero y vuelo pero con calcetines deportivos y sandalias de tacón.

7. Este look la verdad es que es muy arriesgado. Llevar un vestido de raso rosa palo se puede, pero parece que vuelvas de fiesta. Como bien le vemos a Sasha Luss, la clave está en llevarlo a modo de falda, con una camiseta de algodón (aunque a mí me gusta más sin agujeros) y unas Converse blancas. Como hace fresquibiris, Sasha añade un blazer de cuadros.

8. Otra idea es reutilizar el traje de 2 piezas que tengamos por casa. Lo que haremos para ir a la comida familiar de los domingos es, en lugar de elegir una camisa (demasiado formal, ¿no?) elegiremos una sudadera para quitarle seriedad y botines moteros con tacón y gafas de sol negras.

Aquí tenemos Caroline Daur asistiendo a un desfile de moda con un estilo particular.

9. La penúltima idea es para asistir a una entrevista de trabajo y es que no hay nada mejor que llevar un look total black. Si habéis comprado una falda de piel para una noche de fiesta y ahora no sabéis cómo llevarla, esta es la solución. Olivia Palermo opta por un jersey amplio de cuello vuelto.

Por otro lado, también podemos ponernos un jersey de color clarito, a rayas marineras o con topos.

10. Para terminar, si tenemos previsto una cena romántica con nuestra pareja ahora que se aproxima San Valentín, siempre podemos llevar una falda glitter o de lentejuelas plateadas con una sudadera gris o jersey gris (colores similares al plata) como hace Giovanna Battaglia. Hay que tener en cuenta que si la falda es de otro color, mejor si el conjunto es monocolor (como en la última fotografía). Solo nos queda ponernos unos pendientes bien llamativos y unas sandalias de tacón o botines con los deditos de los pies al aire.

¡Espero que os haya gustado y que pongáis algunos consejos en práctica.

AU REVOIR!!

lunes, 29 de enero de 2018

¿SABÍAS QUE...? - Pantone 2018

¡Buenos días amigas y amigos!

Hoy me gustaría hablaros de un tema que quizá ya sepáis y no sea ningún misterio para vosotras/os, pero yo os lo voy a comentar igualmente y voy a dedicarle un post entero porque bien lo merece.

¡Y ES QUE YA TENEMOS NUEVO COLOR PARA EL 2018! Y según Pantone, que es una empresa cuyo sistema de codificación de colores es el más reconocido y utilizado y siempre pronostican las tendencias de colores globales. Así pues, el color estrella del presente año es, ni más ni menos que el ULTRA VIOLET o el 18-3838 ;) Os dejo imágenes para que lo descubráis a fondo.


Y es que el ULTRA VIOLET se describe como un púrpura de base azul, provocador, original, sensual, que evoca intriga, ¿no? Por ejemplo, a mí me hace pensar en cosas inciertas, como lo son el futuro y el universo porque yo este último no me lo imagino de color negro, ¿parece muy aburrido, no? Por eso me lo imagino de color violeta con salpicaduras brillantes.

Desde siempre se ha relacionado este color con la contracultura o con cosas artísticas, quiero decir, iconos de la música como Prince, David Bowie, Jimi Hendrix... llevaron esta tonalidad a la vanguardia de la cultura pop occidental como expresión de singularidad.

Asimismo, existe la creencia de asociar los colores morados o púrpuras a cualidades místicas o espirituales, mindfulness... y se suele utilizar en espacios donde se practica la meditación o en espacios de reunión, pero en estos últimos es conveniente pintarlo de un color más claro como el malva, que inspire relajación y no violencia.

Así pues, después de esta introducción, os hablaré de este color en la moda, en la ropa y en los complementos. En general, podemos pensar que en invierno es una buena alternativa al negro, también es más potente que el azul marino y, aunque  no lo parezca, es muy combinable, lo podemos usar con el naranja o el bronce ya que se fusionan a la perfección.

Por último, si lo usamos en looks de día, nos puede aportar fuerza. Por otro lado, si lo usamos para la noche, nos aportará sofisticación.

1. En primer lugar, el tejido de la realeza por excelencia que puede funcionar con el Ultra Violet sería el terciopelo. Un vestido largo de manga 3/4 o de manga larga con un cinturón para marcar la silueta sería una elección perfecta. Si a esto le unimos sandalias o zapatos de color naranja o bronce el outfit sería de 10.

2. Por otro lado, un look más casual para el día a día podrían ser unos vaqueros, un jersey color blanco o color beige, un bolso "shopper" negro y un abrigo con el color TOP de la temporada. Una combinación sencilla pero diferente al típico abrigo negro de pañete.

3. La tercera opción que se ha podido ver en el street style es un traje sastre con estampado "príncipe de Gales", pero en lugar de elegir la típica combinación con el negro y el blanco, nos decantaremos por el violeta y el blanco. Además, le podemos dar más color con los zapatos del mismo color, quiero decir, del color violeta pero liso y de ante, sin estampado. Debajo de traje llevaremos una camisa sencilla, pero si queremos darle un aire más victoriano, la elegiremos con chorreras.

4. Otra propuesta podría ser una falda lápiz de color violeta y en la parte de arriba llevar un jersey fino con cuello cisne o una camisa con las mismas tonalidades del violeta pero más claritas, es decir, usaremos un malva o un rosa empolvado. El peinado se podría llevar tanto recogido como suelto; y de complementos unos zapatos negros con un toque original (pedrería, pequeños brillantes...), aunque las más atrevidas pueden elegir zapatos o botines de color mostaza.

5. Esta quinta opción, muy atrevida también, sería una camisa iridiscente color violeta con las mangas abullonadas. ¿Qué ocurre? Que cuando nos dé el sol deslumbraremos a todos, entonces unos vaqueros para bajar un poco ese aire festivo sería lo mejor para no llamar tanto la atención. Como bolso, yo llevaría uno que se pueda cruzar y llevar de lado con un estampado de florecitas.

6. Por otro lado, si hablamos de los colores que pueden casar bien con el violeta, esto serían los colores neutros. Por ejemplo: un vestido violeta con print floral, un abrigo de color gris y complementos blancos que tanto se han visto en invierno, como los zapatos, las monturas de las gafas de sol, la pulsera del reloj... Puede que nos dé un poco de reparo utilizar el blanco en los pies, porque siempre se ha tenido la creencia de es "choni", pero de cara a la primavera seguro que lo vamos viendo por las calles.

7. La séptima propuesta es osada pero a mí no me disgusta. Seguimos con el vestido ultra violet de flores, pero en lugar de elegir un abrigo ahora nos pondremos una chaqueta vaquera, gafas de sol negras con forma "cat-eye" y bolsa y botines de color rojo bermellón (más tirando a oscuro), no rojo pasión.

Por último, tanto en las pasarelas como en las alfombras rojas se ha llevado este magnífico color, aquí unas fotos que lo demuestran. Asimismo, también es un color muy recurrido en sombras de ojos, lacas de uñas, complementos como relojes, gafas de sol, carteras, maletas... A mí personalmente me gusta usarlo mucho en los labios, pero más en época de otoño/invierno que en primavera/verano.

¡Y por supuesto también se ha visto en peinados divertidos como en estos! ¡Me encanta!


Y esto es todo por hoy, pero me gustaría nombrar a una persona que ha usado el color Ultra Violet mucho antes de ponerse de moda, y no es ni más ni menos que la Reina de Inglaterra, Isabel II. Me ha hecho mucha gracia descubrir que lo ha llevado en varias ocasiones (sobre todo en abrigos) y que siempre lo ha combinado con un sombrero a conjunto.

AU REVOIR ROCKERS!!